MANIFESTACIONES KARSTICAS
EN ARAGON

Aragón dentro de su superficie incluye tres importantes unidades geográfico-geológicas de la Península: la Cordillera Pirenaica, la Cordillera Ibérica y la Depresión del Ebro.

PIRINEO

La Cordillera Pirenaica pertenece al sistema alpino (orógeno alpino) y tiene una estructura bilateral en la que se distingue una zona axial paleozoica, en la que afloran, casi exclusivamente, los materiales del zócalo ligados al ciclo hercínico.

Los materiales carbonatados de esta zona son calizas Cámbrico-Ordovícicas y Devónicas, o rocas carbonatadas de la cobertera mesoterciaria, situadas sobre los materiales paleozoicos.

Bordeando la zona axial se encuentra la zona norpirenaica, constituida por materiales mesozoicos deformados, y la zona surpirenaica, en su mayor parte de composición calcárea y con gran karstificación de sus materiales. Son calizas y dolomías del jurásico y Cretácico, y calizas terciarias que constituyen una cobertera plegada, despegada del zócalo paleozoico.



PRINCIPALES SISTEMAS KARSTICOS EN EL PIRINEO ARAGONES


Sierras interiores entre el valle de Ansó y Ordesa

Se tRata de una sucesión de macizos en gran parte formados por rocas carbonatadas del Cretácico superior y del Eoceno.

Es una alineación de dirección Oeste-Este que va desde Peña Ezcaurre, pasando por los Alanos, el Bisaurín, Sierra Bernera, Collarada, Telera y Tendeñera hasta llegar a Ordesa.

Macizo de Monte Perdido-Marboré

Se encuentra situado en el Pirineo central y es el macizo calcáreo más alto de los Pirineos.

Las formaciones carbonatadas que constituyen este macizo pertenecen al Cretácico Superior-Eoceno, presentando una disposición correspondiente a un manto de corrimiento deslizado varios kilómetros hacia el Sur (manto de Gavarnie).

Macizo de Cotiella

Se encuentra situado en las Sierras Interiores y forma parte de un manto de corrimiento deslizado varios kilómetros hacia el Sur.

Esta constituido por una potente serie carbonatada, principalmente del Cretácico superior, lo que favorece la karstificación

Macizo de la Maladeta-Alto Esera-Artiga de Lin

Se encuentra situado dentro de la zona axial. Los materiales principales corresponden a rocas plutónicas y calizas devónicas, siendo en estas donde se desarrollan, principalmente los fenómenos kársticos, formando grandes sistemas.

Sierra de Guara

Se encuentra dentro de las Sierras Exteriores Surpirenaicas. Representan la parte meridional del manto de Gavarnie. Los materiales más importantes que la forman son calizas eocenas, que alcanzan espesores próximos a los mil metros, existiendo, no obstante intercalaciones de rocas no solubles que entorpecen o sirven de separación a varias unidades hidrogeológicas.

La potencia de las calizas de la Formación Guara aumenta del Oeste a Este y están intensamente fracturadas, lo que favorece su disolución. Las sucesivas fases de deformación han creado una serie de estructuras anticlinales y sinclinales que han favorecido la instauración de formas kársticas mayores y una densa red de fracturación.


CORDILLERA IBERICA

En Aragón, la Cordillera Ibérica está caracterizada por afloramientos discontinuos de materiales paleozoicos plegados en la orogenia hercínica, y materiales mesozoicos que son los que ocupan mayor extensión. Se divide en dos ramas:
- Rama castellana, occidental o interna. - Rama aragonesa, oriental o externa, Al Este se encuentra la unidad del Maestrazgo, que enlaza con la cordillera Costero-Catalana por la parte nororiental. Es una cordillera con zócalo paleozoico y cobertera mesozoico-paleógena más o menos completa.
La rama castellana presenta dos zonas: - Alto Tajo: serie poco potente con estructura sencilla y materiales del Jurásico-Cretácico. - Sierra de Albarracín: serié de mayor potencia y estructura compleja. Es donde más se desarrollan los sistemas kársticos, principalmente en las calizas jurásicas.
La rama aragonesa presenta una serie sedimentaria jurásica-cretácica muy potente, con las características series carbonatadas del Cretácico.

MANIFESTACIONES KÁRSTICAS EN LA CORDILLERA IBÉRICA


Sierra de Javalambre

Situada al Sur de la provincia de Teruel. Pertenece a la rama aragonesa y está constituida por materiales del Triásico superior (Keuper) y calizas jurásicas, siendo en estas donde se desarrollan la totalidad de las formas kársticas, lapiaces, polges y campos de dolinas.

Sierra de Gúdar y Maestrazgo

Enclavado en el sector oriental de la Cordillera Ibérica, entre las provincias de Teruel y Castellón. El karst se presenta principalmente en los materiales del Cretácico inferior y las calizas y dolomias de edad Cenomanense-Turonense y Jurásicas.

Sierra San Just-Castellote

Geoógicamente se encuadra en la Cordillera lbérica Oriental, muy cerca del área de enlace con la Cadena Costero-Cataana, en las unidades de contacto entre la Depresión del Ebro y las Sierras de Gúdar-Maestrazgo. Su estructura consiste en pliegues apretados y cabalgamientos, sobre materiales carbonatados jurásicos y cretácicos, con superposición de dos direcciones tectónicas.

Sierra de Albarracín

La Sierra de Albarracín forma parte de la Rama Castellana o Interna de la Cordillera Ibérica y está formada por macizos paleozoicos rodeados por series mesozoicas con pequeños afloramientos de materiales terciarios, Los afloramientos jurásicos son los de mayor extensión, alcanzando potencias de hasta 500 metros y están formados por series carbonatadas muy fosilíferas, depositadas en medios marinos poco profundos.

Sierra del Moncayo

Situada al Norte de la rama aragonesa. La karstificación se desarrolla en las calizas jurásicas, dominando los campos de dolinas sobre las demás manifestaciones kársticas y desarrollo de cavidades.

Otras zonas

En los límites de la Cordillera Ibérica con la Depresión del Ebro se sitúan una serie de sierras formadas por materiales calizos del Mesozoico (Jurásico y Cretácico) donde también se desarrollan procesos kársticos.
- Zona de Arándiga-Ricla.
- Zona Monegré-Lado de Rodanas.
- Zona de Morata-Mezalocha.


C. DEPRESIÓN DEL EBRO


Situada entre la Cordillera Pirenaica, la Cordillera Ibérica y la Cordillera Costero Catalana. Es una cuenca rellenada con materiales marinos y continentales (calizas, rocas detríticas y yesos).

Los procesos kársticos se dan principalmente en los yesos, aunque también pueden darse, en menor medida, en conglomerados carbonatados. Las principales morfologías son dolinas y lapiaces, siendo las cavidades escasas y poco desarrolladas.