SISTEMA DE ALBA

FICHA DE LA CAVIDAD

Denominación: Sistema de Alba Acceso a la travesía de Alba
Sinónimo: Bujerín de Alba. Cueva de Alba
Tipo: Sistema activo
Desnivel: 546 m.
Desarrollo: 3.410 m.
Recorrido: 1.182 m.
Provincia: Huesca
Municipio: Benasque
Macizo de: La Madaleta
Zona: Lago del Alba
Hoja cartográfica: 32-9 (180-Benasque), 1:50.000 UTM, S.G.E.
Coordenadas:
Bujerín de Alba: X: 303.900 Y: 4726.570 Z: 2.290 (msnm)
Cueva de Alba: X: 302.920 Y: 4727.150 Z: 1.760 (msnm)
Exploración (club): E.C.S. - U.E.S. (Sabadell); G.E.R.S. - A.E. Montaña (Barcelona)
Topografía (club): G.E.R.S. - A.E. Montaña (Barcelona)

LOCALIZACION Y ACCESO

La cueva de Alba se encuentra situada en el Valle de Benasque, al NNE. de los Baños de Benasque, muy cercana a las Fuentes de Alba. Quinientos cincuenta metros más arriba se sitúa la otra entrada al sistema, llamada El Bujerín de Alba. Localizada al Norte del lago Alba, en lo alto del valle Alba, la cueva pertenece al macizo de la Maladeta.
El acceso se realiza por la carretera que va desde Benasque hasta el Balneario de los Baños de Benasque. Para llegar a la cueva de Alba, se puede tomar una senda de poca pendiente que parte del Balneario, en dirección Norte, en la ladera derecha, la cual nos conducirá directamente a la boca. Para acceder a la entrada superior, deberemos desviarnos de la senda citada anteriormente a unos 300 m. del Balneario, tomando el Canal del Turonet. Bordear el Turonet de Alba por la vertiente Este y seguir la senda de la derecha hasta divisar el lago de Alba. Treinta metros antes de llegar a éste, ascender 40 m. por la ladera izquierda, localizando la entrada en una pequeña cornisa herbácea.

HISTORIA DE LAS EXPLORACIONES

Entre 1968 y 1970, el Espeleo-Club de Sabadell de U.E.S. localiza la Cueva de Alba, gracias a las indicaciones de un vecino de Castejón de Sos. En 1970, los exploradores descubren la Sala Leonor y topografían 2.176 m. de recorrido.
Hasta 1974, se avanza localizando la Sala Roja, por un lado, y la Sala Llopis, por otro.
En 1981, durante una excursión de montaña, un miembro del G.E.R.S. de la A.E. Montaña, descubre un pequeño orificio cercano al lago de Alba. Espeleólogos catalanes comienzan su exploración, pero en la base del primer pozo, un enorme charco de barro impide la continuación.
En 1983, el G.E.R.S. retopografía la Cueva de Alba y gracias a una escalada en la Sala Roja, se descubre a +240 m., el curso activo procedente del lago Alba. En el Bujerín, mediante una bomba de agua, logran desobstruir el charco de barro y progresar hasta la Sala Maldita, donde un derrumbe impide la exploración. Al poco tiempo se fuerza el paso entre bloques, llegando a la unión de ambas cavidades. La travesía resultante alcanza 530 metros de desnivel y 2.500 de recorrido real.
En 1985, se exploran vías secundarias y se alcanza el punto más bajo a -546 m.
Actualmente, el E.C.S. y el G.E.R.S. continúan los trabajos en la zona, intentando unir los Foraos de Alba, simas situadas por encima del Bujerín, con la Cueva de Alba y aumentar de este modo el desnivel y desarrollo total del sistema.

DESCRIPCION DE LA CAVIDAD

La primera parte de la cavidad, entre 0 y -250 m. de profundidad, discurre a través de estrecheces y zonas fangosas. Un conjunto de pequeños pozos, separados por meandros, nos conducen hasta el caudaloso río subterráneo. Este forma pequeñas cascadas por los pozos hasta la gran Sala Maldita. Tras un par de pozos y un estrecho laminador, a -250 m., la cavidad se disgrega en dos conductos: uno activo y otro fósil. El sector activo concluye a -380 m., en un sifón, después de descender una serie de pozos. Las galerías del sector fósil bajan hasta -475 m., donde la cavidad toma un sentido más horizontal. Tan sólo restará remontar la Sala Leonor, bajo una gran cascada, atravesar la Galería de las Angustias y el estrecho paso del Destripamonos para alcanzar la cueva de Alba, a 530 m. de profundidad.

MORFOLOGIA

El primer tramo de la cavidad es de carácter fósil, con estrechos meandros hasta la base del pozo de 16 m. En este punto nos encontramos por debajo del lago de Alba; por medio de filtraciones se formó el charco de barro llamado La Porqueriza. A partir de este punto, las galerías aumentan de tamaño considerablemente, apareciendo el curso activo en la base del pozo de 56 m. Este no se pierde hasta la cota -383 m. del sector activo, donde sifona. En el sector fósil, las amplias salas están formadas por antiguos derrumbes y las formaciones aparecen en mayor número que en el sector activo. A partir de la Sala Leonor, las galerías se ensanchan hasta el Destripamonos, donde una estrecha diaclasa de 29 metros dificulta el paso. Las formaciones encontradas desde este punto hasta la cueva de Alba, se encuentran en avanzado estado de deterioro debido a la afluencia de personal por su fácil acceso.